Nuestro mundo de valores


Como un estandarte de la modernidad, los valores se esgrimen en publicidades, proyectos pedagógicos, discursos políticos y charlas de café. Educar en valores, cambiaron los valores, se perdieron los valores………
Y de tanto que nos llenamos la boca hablando de ellos, daría la impresión de que, algunas veces, nos olvidamos que son mucho más que palabras y que es muy necesario que nuestras acciones cotidianas sean un coherente reflejo de nuestro discurso sobre valores.
Amistad, sinceridad, cooperación, humildad, compromiso, compasión, respeto, igualdad…… queremos que las palabras cobren vida. Queremos honrar estos valores recuperándolos en nuestra discurrir cotidiano. Queremos que nos ayuden a hacerlo.
Un proyecto pedagógico puede incluir mayor o menor cantidad de contenidos, de destrezas y habilidades. Los chicos pueden concluir un determinado nivel de aprendizaje “sabiendo”, por ejemplo 4 figuras geométricas en lugar de 5 contar hasta 10 y no hasta 100. Lo que no puede faltar es la formación que subyace a los contenidos, la que nos permite desarrollarnos como individuos, la que hace que un juguete pueda ser compartido y se pueda esperar el turno para jugar a la pelota. La que nos hace sentir tristes si un amigo está llorando y estallar en carcajadas por contagio.
Creemos que la Educación es mucho más que contenidos, que la escuela, y el jardín ES la primera escuela, nos forma como personas íntegras y valiosas. Por eso los invitamos a acompañarnos una vez más en este ambicioso proyecto para demostrar que los valores son mucho más que palabras y están vivos en cada uno de nosotros.

 

Laura Melchiorre
Directora General