Había una vez…


Pero qué ojos más grandes tienes!!! Soplaré, soplaré … Qué contento estaba Gepeto!!! …. Entonces el príncipe beso a Blancanieves quien despertó de su sueño.

¿Se acuerdan? Son las historias que llenaron nuestra niñez, Las que nos hicieron suspirar de amor, y temblar de miedo. Esas que la televisión y los juegos de computadora resignaron a un rincón de la biblioteca.

Queremos sentarnos al sol a desempolvar los libros, queremos volver a reír con los 7 enanos y sufrir con la Cenicienta. Queremos que los chicos guarden en su corazón estas historias para que el día de mañana se las cuenten a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Había una vez , el narrador dirá y otra historia, comenzará.

 

Laura Melchiorre
Directora General